AMAR LA BELLEZA ES TENER BUEN GUSTO. CREAR BELLEZA ES ARTE

Nuestra pericia profesional se manifiesta ya en la selección de los nuevos lirios Lilies of Life. Buscamos sin cesar nuevas formas y colores y elegimos las variedades de lirios de mejor calidad y más hermosas para la multiplicación. A veces tardamos hasta un año en tener suficientes bulbos de lirios.

Nuestros bulbos son cultivados por cultivadores holandeses especialmente seleccionados. Directamente tras la cosecha, en otoño, empaquetamos los bulbos en nuestra propia empresa de refrigeración y tratamiento, lo que permite conservarlos alrededor de un año. Gracias a esta conservación, los bulbos están disponibles a lo largo de todo el año.

Cada semana descongelamos cuidadosamente cerca de 200.000 bulbos para poder proceder a plantarlos. Para ello disponemos de una máquina especial para plantar lirios, que se encarga de realizar en el suelo los agujeros donde plantamos los bulbos.

En nuestros invernaderos siempre es primavera, la estación ideal para los lirios. Los invernaderos están provistos de los últimos avances tecnológicos, de manera que cada lirio cuenta con todo lo necesario para poder crecer en cerca de 11 semanas hasta convertirse en un verdadero Lilies of Life.

Transcurridas 11 semanas, en el momento exacto de maduración, los lirios Lilies of Life son cosechados, y al cabo de 30 segundos están empaquetados y colocados en agua, evitándose así la pérdida de calidad por sequedad. El agua contiene una sustancia de tratamiento que se encarga de alargar la vida en vaso de los lirios.